Carandini ilumina con éxito el Túnel de Caldearenas, el tercero de mayor longitud de Aragón

El pasado 21 de marzo entró en servicio la obra estrella del macroproyecto en la autovía A-23: el túnel de Caldearenas, que con 2.885 metros de longitud es el segundo más largo de Aragón. La infraestructura se encuentra en el tramo Alto de Monrepós-Caldearenas formando parte del sistema de túneles de Monrepós, que conectan las ciudades de Huesca y Sabiñánigo sorteando la complicada orografía del puerto prepirenaico. La apertura de esta gran infraestructura ha supuesto un gran avance en el recorrido y seguridad de la autovía.

Carandini ha sido el encargado de iluminar esta gran infraestructura y el proyecto ha abarcado desde el suministro, hasta la asistencia para la instalación, programación y puesta en marcha del sistema de control de alumbrado del túnel.
Según el Ministerio de Fomento, esta infraestructura está dotada “de los equipamientos de seguridad más innovadores disponibles en el mercado”. Entre ellos el sistema de iluminación de Carandini, que combina el proyector T-MAX de tecnología LED con el sistema de gestión Controlux Tunnel, los cuales fueron presentados como caso práctico en el VII Simposio de Túneles de Carretera celebrado en febrero en Barcelona.

 

T-MAX, un proyector de altas prestaciones


El proyector T-MAX ha sido ideal para la iluminación del túnel de Caldearenas. Con un gran rango de paquetes lumínicos, potencias y distribuciones ópticas se ha dado solución a todos los tramos de la infraestructura ofreciendo unos grandes resultados.

T-MAX incorpora tecnología LED de última generación presentando elevadas eficacias. Además, las ópticas de las que dispone hacen que pueda ofrecer niveles adecuados de luminancia, uniformidad y distribución en la superficie de la carretera y las paredes del túnel, proporcionando al conductor unas condiciones de confort visual óptimas.

Su diseño hace que el equipo se encuentre en un compartimento separado de la propia luminaria, de esta manera se maximiza la gestión térmica y se garantiza la vida y rendimiento del proyector.

Además, presenta un grado de estanquidad IP69K cosa que lo hace apto para la limpieza a alta presión, característica indispensable para facilitar las operaciones de limpieza y mantenimiento.
 

Controlux Tunnel y sus beneficios

La adición de Controlux Tunnel a los proyectores T-MAX hace que la cantidad de luz pueda regularse de forma dinámica y automática, con independencia de la aparición de factores tales como la cantidad de luz exterior, la velocidad máxima permitida o el número de vehículos en circulación en un momento concreto del tiempo.

La solución Controlux Tunnel, de Carandini, es el perfecto aliado para los propietarios de túneles, no solo por los ahorros energéticos, sino también por su total conectividad, que simplifica la gestión, planificación y mantenimiento del alumbrado que ofrecen. Adicionalmente, el sistema permite monitorizar el estado de las luminarias en tiempo real, para evaluar su estado sin necesidad de afectar a la circulación de vehículos en el interior del túnel. Combinando el sistema con la eficacia probada de los sistemas T-MAX, la solución se convierte en una propuesta genuinamente inteligente que combina tecnología, eficiencia, fiabilidad, seguridad y diseño, garantizando la seguridad de miles de ciudadanos todos los días.
 

Carandini, referente indiscutible en la iluminación de túneles

Durante los 100 años de existencia de Carandini ha iluminado con éxito otros muchos túneles alrededor del mundo. En países como México, Perú, Chile, Colombia, Portugal, Marruecos, España, Francia, Argelia, Grecia, Bulgaria, Gran Bretaña o Malasia lucen las soluciones de iluminación de la empresa que este año celebra su centenario.  

La fiabilidad, la tecnología y el confort que proporcionan las soluciones de iluminación en túneles e infraestructuras han hecho que Carandini adquiera un papel cada vez más relevante y sea un referente indiscutible a nivel mundial en la iluminación de túneles.